Seleccionar página
Impermeabilización de propiedades

La impermeabilización de propiedades es el proceso de aplicación de materiales y técnicas para evitar que el agua entre en un edificio o estructura. Esto protege el edificio de daños por agua, crecimiento de moho y problemas estructurales. A continuación se muestra un desglose de la impermeabilización de propiedades en la construcción residencial:

¿Por qué es importante la impermeabilización?

El agua es el enemigo de los edificios. Si no se controla, puede filtrarse a través de grietas, cimientos o envolventes de edificios defectuosas y provocar:

Daños por agua: Esto puede manifestarse como paredes agrietadas, madera podrida, muebles dañados y pintura descascarada.
Crecimiento de moho: la humedad crea un entorno perfecto para que el moho prospere, lo que plantea riesgos para la salud y requiere una remediación costosa.
Problemas estructurales: con el tiempo, el agua puede debilitar los cimientos y los componentes estructurales de un edificio, lo que provoca costosas reparaciones.
¿Dónde se aplica la impermeabilización?

La impermeabilización inmobiliaria se puede aplicar tanto en el interior como en el exterior de un edificio, en función de las necesidades concretas:

Impermeabilización exterior: Se centra en crear una barrera en el exterior de los muros de cimentación y el sótano para evitar que entre agua al edificio. Los métodos comunes incluyen la aplicación de membranas impermeabilizantes, selladores y sistemas de drenaje.
Impermeabilización de interiores: consiste en aplicar materiales impermeabilizantes a superficies interiores como paredes y pisos del sótano. Esta puede ser una línea de defensa secundaria o usarse en áreas donde la impermeabilización exterior es difícil. Los materiales comunes incluyen pinturas, membranas y tratamientos impermeabilizantes cristalinos.
Tipos de materiales impermeabilizantes:

Existe una variedad de materiales utilizados en la impermeabilización de propiedades, cada uno con sus ventajas:

Membranas líquidas: se aplican como pintura o se pulverizan, formando una barrera impermeable flexible y sin costuras.
Membranas en láminas: son láminas prefabricadas de material como asfalto o plástico, enrolladas y adheridas a las paredes de cimentación.
Aditivos de cristalización: se añaden al hormigón durante el mezclado, lo que permite que el hormigón se vuelva más resistente al agua.
Sistemas de drenaje: recogen y canalizan el agua lejos de los cimientos, reduciendo la presión hidrostática.
Elegir un método de impermeabilización:

El mejor método de impermeabilización para su propiedad depende de varios factores, entre ellos:

Tipo de cimentación: Los sótanos requieren un enfoque diferente en comparación con los espacios de acceso o los cimientos de losa.
Condiciones del suelo: Los suelos arcillosos retienen mejor el agua que los suelos arenosos, por lo que requieren una impermeabilización más sólida.
Nivel freático: si el nivel freático es alto en su área, es posible que sean necesarias medidas de impermeabilización adicionales.
Cuándo considerar la impermeabilización:

Siempre es mejor ser proactivo con la impermeabilización. Aquí hay algunas situaciones en las que es crucial:

Nueva construcción: Se debe incorporar impermeabilización durante la fase de construcción para una protección óptima.
Daños por agua existentes: si ha experimentado fugas o problemas de humedad, la impermeabilización puede solucionar el problema y prevenir daños futuros.
Renovaciones que involucran sótanos o espacios reducidos: al modificar estas áreas, la impermeabilización adecuada debe ser parte del proyecto.
Consultando a un profesional:

La impermeabilización de propiedades es un tema complejo y, para obtener mejores resultados, se recomienda consultar con un contratista de impermeabilización profesional. Pueden evaluar su situación específica, recomendar los métodos de impermeabilización más adecuados y garantizar que el trabajo se realice correctamente.

Dirección

Unidad San Juan de Aragón,

Teléfonos

 

 

55 57 96 9999

 

 

Correo

 

 

contacto@construxta.com.mx

 

 

Horarios de Atención.

 

 

Lunes a Sábado – 9:00 a 18:00 hrs.

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?